lunes, octubre 30, 2006

HALLOWEEN

Quería hacer una gran fiesta para Halloween incluso había medio quedado con las chicas de Las Palmas Knits, pero no ha podido ser, la peque ha estado malita con varias virus y bacterias a la vez y no me apetece nada hacer una gran fiesta con ella recuperándose, ya casi esta muy bien pero necesita resguardarse una semanita para recuperar fuerzas. Pasado ese tiempo no la voy a enviar a la guardería para que sus defensas se recuperen.

Pero eso no quita que en casa estemos de fiesta hoy estuvimos haciendo los adornos ella esta encantada con sus fantasmas no se ni cuantas veces le ha dado besos y abrazos hoy.

El día primero de Noviembre es mi cumple por eso todos los años celebramos Halloween y ya de madrugada celebramos mi cumple este año por las circunstancias será algo mas intimo.

Los fantasmas los hice con unas trozos de sabana vieja en blanco hice unos cuadrados con la tela, le pinte unos ojos y boca con rotulador permanente le puse unos globos blancos por dentro un hilo de nylon y listo.




















Los murciélagos los hice con una plantilla que previamente hice en papel y luego transferí a una cartulina negra, recorte por la marca y doble por sus dobleces le puse hilo de nylon y colgué.
La calabaza es igual que el murciélago pero en cartulina naranja y dibujada con colores naranja mas fuerte y con un color verde, esta se pinta por los dos lados le puse hilo de nylon










ATERRADOR HALLOWEEN A TOD@S

lunes, octubre 23, 2006

ARTICULACIÓN TEMPOROMANDIBULAR (ATM)

ARTICULACIÓN TEMPOROMANDIBULAR (ATM)
SÍNDROME DE DISFUNCIÓN MASTICATORIA

La articulación temporomandibular es la que relaciona la mandíbula con el cráneo permitiendo los movimientos que se realizan al hablar, comer, gesticular, etc...

Es una articulación similar a la de otras partes del organismo, estando constituida por un menisco, dos superficies articulares y una serie de ligamentos.

Su función puede verse alterada por una serie de factores como pueden ser el estrés, las mal posiciones de los dientes o hábitos perniciosos como mascar chicle, morder lápices, apretar (“rechinar”) los dientes, etc...

Cada uno de estos mecanismos es capaz de provocar el síndrome de disfunción masticatoria por si mismo, sin embargo, lo habitual es que participen varios de ellos.

El resultado puede llegar a ser la aparición de lesiones en las articulaciones temporomandibulares que darán lugar a chasquidos, dolor o bloqueos de la misma, constituyendo el síndrome de dolor disfunción de la articulación temporomandibular.

¿Qué es el síndrome de disfunción masticatoria?

De forma gráfica, se puede decir que la mandíbula “cuelga” quedando sujeta al resto de la cara por los músculos de masticación.

Cuando los dientes no están colocados correctamente, la arcada superior no encaja adecuadamente con la inferior, la que obliga a desviar la mandíbula para lograr un mejor ajuste entre las dos, forzando por tanto las articulaciones.

Existen además una serie de circunstancias que favorecen la aparición de este síndrome, entre las que cabe destacar:

Hábitos pernicioso que hacen que se utilice el aparato masticatorio para funciones para las que no ha sido creado, por ej.: morderse las uñas (onicofagia), abuso en la masticación de chicle, comer pipas, mordisqueo de labios o carrillos, etc...

Bruxismo (apretamiento dentario)
El apretamiento dentario diurno o nocturno es la actividad nociva más frecuente para el sistema masticatorio.
Es un hábito muy arraigado en la sociedad moderna, relacionado con situaciones de estrés, ansiedad, pequeñas frustraciones cotidianas, etc...
Es más frecuente que se manifieste durante el sueño, una vez que han desaparecido los mecanismos de alerta. Este hecho impide, generalmente que seamos conscientes de ello.

Síntomas del síndrome de disfunción masticatoria.

Es una enfermedad que afecta a un elevado porcentaje de la población, especialmente en cualquier grupo de edad.
Los síntomas que más frecuentemente produce son:

Dolor: Se localiza generalmente por delante de la oreja, pudiéndose irradiar hacia la cabeza, porción lateral de la cara, alrededor del ojo e incluso el cuello.
Es un dolor que responde mal a los analgésicos habituales, lo que unido a la poco especifico de su localización hace que los pacientes consulten al otorrino, neurólogo o traumatólogo antes de acudir a consultar al dentista.

Chasquidos: Son ruidos que se producen en una o ambas articulaciones, al abrir o cerrar la boca. Pueden ser más o menos sonoros e indican la existencia de alguna alteración en la posición del menisco de la articulación.

Bloqueos intermitentes en la apertura de la boca: Cuando se llega a esta situación experimenta una cierta dificultad para abrir la boca, como si existiera un tope que impide una apertura completa, siendo necesaria la manipulación de la mandíbula para lograr abrir totalmente.


Si la enfermedad progresa, se puede producir la lesión de los ligamentos lo que dará lugar a bloqueos que hacen que no se pueda abrir la boca nada más que hasta la mitad de lo que normalmente se haría.

Si el síndrome no se trata puede evolucionar hacia una artrosis que es similar a la de cualquier otra articulación del organismo.

Prevención del síndrome de disfunción masticatoria.

Como ya se ha indicado, en el origen de este síndrome tiene una importancia decisiva el estado y posición de los dientes en la boca.
Mediante la visita periódica al dentista se pueden corregir alteraciones en la posición de los dientes, o reponer piezas cuya ausencia pueda influir en la aparición de la enfermedad. Este es uno de los motivos por los que conviene reponer rápidamente aquellas piezas que son extraídas, consiguiendo un correcto engranaje entre los dientes de la arcada superior e inferior. (en este punto os comunico que yo no tengo falta de ningún diente ni los tengo torcidos a si que si tenéis los síntomas pero tenéis los dientes bien recordad que se puede padecer el síndrome).
De igual forma, se deben evitar los hábitos perniciosos que sobrecargan el aparato masticatorio, al menos, aquellos que se realicen conscientemente (masticar chicle, comer pipas, etc...)

Tratamiento del síndrome de disfunción masticatoria.

El tratamiento del síndrome de disfunción masticatoria debe incluir diversos aspectos:

Medicamentos: Se utilizan para disminuir la sintomatología, especialmente del dolor. Se pueden emplear fármacos para relajar los músculos de la mandíbula (miorrelajantes, antiinflamatorios) o fármacos para disminuir el estado de ansiedad del paciente (ansiolíticos), lo que aliviará el grado de sobrecarga de sus músculos masticatorios.

Fisioterapia: El tratamiento con láser, la estimulación eléctrica con corrientes, etc..., son técnicas eficaces pero en general no consiguen una mejoría duradera, siendo frecuentas las recaídas.

Férula oclusal o férula de relajación: Es el tratamiento utilizado con mayor frecuencia, que tiene además los mejores resultados o medio y largo plazo.

Las férulas son “aparatos” realizados generalmente en resina transparente, que se colocan sobre la arcada superior o inferior, haciendo que, al contactar los dientes con la férula, la mandíbula vaya a una posición adecuada en la que se relajan los músculos mandibulares.

Dependiendo del caso, se utilizarán todo el día o solamente por la noche, durante un periodo de varios meses, generalmente no más de 6.

Psicoterapia: En muchas ocasiones el aprendizaje de técnicas de relajación es de gran utilidad para mejorar la clínica del síndrome y como apoyo al resto de las técnicas de tratamiento.

Tratamiento quirúrgico: Únicamente se realiza en aquellos casos en los que la clínica es importante y los otros tratamientos no han dado resultado.

En la actualidad puede realizarse, en muchas ocasiones, mediante una artroscopia, técnica mucho menos agresiva que la cirugía abierta convencional.

No dudéis en ir al dentista si os identificáis con lo escrito anteriormente.
Saludos a tod@s

domingo, octubre 22, 2006

DESAPARECIDA

Se que he estado desaparecida, lo siento de verdad. Desde aquí quiero dar las gracias a tod@s aquellas que me habéis apoyado desde el anonimato, “MUCHAS GRACIAS”.

En el tiempo que llevo desaparecida he hecho algunas cosillas que ya os iré poniendo las fotos.

Quiero comunicaros por que he estado fuera de combate, Tenia un dolor que llevaba arrastrando ya desde hace ya un año el cual se me junto con una fuerte infección de oídos. Me dolía medio cráneo, pensé que era del oído pero se me curo la infección en el oído ya tenia sellado el tímpano que se me perforo. Pero yo seguía con el dolor en medio cráneo. Hace tres años casi comenzando con el embarazo de mi hija ya el dentista me dijo que apretaba los dientes a eso se le llama Bruxismo. Que debería ponerme una placa de descarga. La verdad es que estaba tan ilusionada con mi embarazo que lo deje pasar. Con el tiempo eso a empeorado y resulta que el dolor de medio cráneo era por parte culpa de eso. Resulta ser que tengo Articulación temporomandibular (ATM) Síndrome de disfunción masticatorio. Quiero contaros lo que es por si tenéis los síntomas busquéis solución yo por suerte he podido entrar en un programa que estudia el tema y ahora me están dando acupuntura que duele una pasada por que con las agujas puestas a través de ellas me dan corrientes como la electroestimulación. Y duele que es un horror, pero desde la primera sesión el dolor desapareció. Bendita tortura china. En estos días intentare publicar el folleto que me dieron del ATM por si alguien lo lee sepa como se trata y si sospecha padecerlo para que sepa cual son sus síntomas, acudid al Dentista.

Imagen: Hojas de un naranjero en casa de mi padre.