viernes, febrero 08, 2013

PATCHWORK en la Isleta, Las Palmas de Gran Canaria


Hola a tod@s
             Hoy quiero hablaros o contaros del patchwork en mi vida. Aquí realmente en mi casa no se le llamaba patchwork mi madre hacia unas mantas preciosas y aprovechaba todas las telas, no como ahora que ponemos telas de algodón, también decir que antes la calidad del tejido era otra que la actual. Con eso no quiero decir que hoy en día no tengamos telas de  buena calidad si tenemos telas de buena calidad lo que ocurre que hoy en día las materias primas se han cambiado por otra sintéticas y el tejido mucho de él no es el mismo.
El Patchwork llego a  mi familia que yo sepa, seguro que estaba ya antes porque alguien tuvo que enseñar a la primera, ¿no creéis? A principios del siglo pasado hablamos de 1900 mi abuelo como todo español de esa época realiza su servicio militar el cual dura 7 años ( que pasada verdad, 7 años)  Recordad también que en esa época no es como ahora que vamos a la tienda y tenemos ropa interior y muchas cosas más, antes todo se reciclaba por ejemplo la gente rica seguro que iban a península y traían su ajuar y demás , la gente de a pie no vive esa vida, me explico no se puede comprar todo lo que uno quiera no hay en tienda solo hay lo que hay; las madres mas socorridas lo que hacían era que de los sacos de harina se lavaban y de esa tela se hacían las braguitas de las niñas con hilo se hacían los encajes a ganchillo o a bolillos.  Los sujetadores se hacían a ganchillo, eran muy cómodos y muy lindos una vez pequeña vi uno que guardaba mi tía de recuerdo. En esa época por la calle pasaba el trapero que gritaba: -¡Traperooo! ¡Traperoooo! Y ya todo el mundo sabía por supuesto que era, es el señor que compraba los trapos que en casa sobraban.  Había familia que los vendían otros solo los mas estropeados muchos antes de vender se reciclaba se convertía en otra cosa y ahí es donde yo tengo el dato que me daba mi abuela y era el siguiente mi abuelo con tantos años de servicio militar alguna manta que otra traía a casa para abrigar a su familia a sus hijos, La mantas esas picaban la de dios que horror yo probé una y me dio pánico mi abuela que hacia la usaba como guata y la forraba por fuera con restos de telas de ropa y trozos que sobraban de hacer algún que otro vestido  y se hacían figuras muy bonitas como cuadrados, triángulos diferentes formas. En mi época eso mismo yo viví mi padre trabajaba en una compañía naviera la cual mando su tripulación a Finlandia a traer dos barcos para las islas canaria y el barco venia con todo lo de la compañía anterior sabanas, mantas, losa y demás enseres, claro los barcos cuando llegaron aquí la nueva compañía propietaria quería que todo tuviera su logotipo como compañía española no como compañía finlandesa los enseres de la antigua compañía se repartieron entre los empleados los que querían algo el resto se tiro. Mi padre trajo a casa mantas y que¡ horror de mantas! eran como las de mi abuelo esas de lanas pesadas que picaban para salirte sarpullido y mi madre las uso como lo había hecho su madre muchos años atrás, que bonitas eran yo tenía una con lunares de colores era preciosa, ¡que recuerdos!, con el paso del tiempo muchas cosas de esas desaparecen, llegaron los edredones de volantes y las otras por pesadas quedaron en el olvido. Pero buen siempre queda algo y aquí hoy os muestro una manta que tiene 50 años y la persona que la hizo tenía 87 años en aquel entonces,  la cual la hizo para un regalo de bodas que es la propietaria actual. Es una maravilla por eso quiero enseñarla y que la vea el mundo entero que en la Isleta el Patchwork es una cosa que nos suena mucho. Esta estropeada pero todavía sirve su propietaria actual doña Emilia la pone en el balcón para hacer el bodegón para la fiestas locales.
                                    Aquí vemos lo deteriorada que esta por el paso del tiempo.

                 Es muy rica en tejidos tiene de todo desde seda algodón, gabardina de todo un poco.

               Es enorme mide 2.16 metros por 2.60 es muy bonita, las fotos no le hacen justicia
                Y este es el bloque, es reflejado en el lado opuesto el cual es algo curioso que es pensado por la autora de esta obra de arte.

Bueno desde Canarias y saludos para tod@s .